lunes, 16 de marzo de 2015

BUEN PAPEL DE NUESTROS JUGADORES EN EL ABSOLUTO

Cristina Cabrera Valverde, campeona femenina absoluta y Alberto Martínez Rubí, subcampeón provincial absoluto (no pudo ser).

Durante 4 domingos se ha disputado el Campeonato Provincial Absoluto de Almería, dónde había un nutrido grupo de nuestro club, aunque finalmente las fuerzas hayan ido mermando y solo han acabado 6.

El campeón del torneo ha sido el jugador de Fines, José Juan Rubio Tapia, que tras su dura derrota con Javi Garrido parecía no entrar en las quinielas, pero tras esa derrota, paso a paso fomentó su victoria, hasta la partida que llegó a ser una final, ante nuestro representante Alberto Martínez Rubí, que parecía que lo tenía todo hecho ya.


Alberto, jugó un torneo casi perfecto, sin dejar opción a sus rivales, parecía que el heredero de su amigo Barranco iba a ser él. Llegaba invicto a la última ronda, con un punto de ventaja sobre su perseguidor, con lo que unas tablas le valían e incluso la derrota según las circunstancias. Pero lo cierto es que planteó una partida en la que quedó bastante mal y sucumbió ante el campeón veterano. El desempate tampoco le sonrió y el sabor agridulce (más agrio que dulce) se quedó en nuestro pensamiento.

La gran alegría ha vuelto a ser Cristina Cabrera, que tras el paupérrimo juvenil que jugó, ha demostrado el gran ajedrez que tiene y su enorme progresión (algunos comentaban que ya estaba acabada), pero su 5º puesto general, su segundo campeonato femenino consecutivo y los 112 puntos de elo Fide que sube, parece que dicen otra cosa.

Los dos campeones, representarán a Almería en el próximo absoluto a jugar en Torremolinos por el mes de mayo. Suerte para ellos.

1 comentario:

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

AJEDREZ

“Al ajedrecista, su ingenio lo asista.”

El juego maestro,
mágico ajedrez,
piezas de alabastro
tienen altivez.

Monarca la clave,
la reina lo sabe,
dos torres gemelas
serán sus estrellas.

Alfiles gloriosos,
poder con caballos,
peones enjundiosos
son grandes vasallos.

Partida de Dioses,
humanos sin poses,
en terso tablero,
partiendo de cero.

Con la inteligencia
de su quintaesencia.
usar el cerebro,
¡la mente celebro!

Ir multiplicando,
un ocho que brega,
por ocho ganando,
cual buen estratega.

Son sesenta y cuatro
casillas alternas,
blancas que idolatro
mis negras fraternas.

En toda apertura
fuera la premura,
no desesperar,
pensar al actuar.

Estar concentrado,
bien posicionado,
evitando craso error,
ese “mate del pastor”.

Quien tiene talento
debe de triunfar,
el que estudia, atento,
no puede fallar.

Saber defender,
la meta es vencer;
luego, al atacar,
tacto destacar.

Ver para adelante
al retroceder,
practicar variantes,
nunca hay que ceder.

La dama preciosa,
grácil mariposa,
móvil, intuitiva,
a victoria aspira.

Táctica, estrategia,
perspicacia regia,
férrea iniciativa
rivales cautiva.

Emplear la conciencia,
bizarra experiencia,
el Rey proteger,
para no perder.

Respetar el tiempo,
sabio pasatiempo,
reloj, porque somos . . .
aliados de Cronos.

Tablas, fiel madera,
contrarios modera,
que no haya encono,
si llega abandono.

Enroque, gambito,
a triunfar te invito,
lograr jaque mate
al fin del combate.

Apretón de manos . . .
torneos de hermanos,
sin suerte, ni azar,
competir, gozar.

Ante la derrota,
alma queda rota,
tendrá que ser digna
para esta consigna:

Jugador de ciencia,
deporte y paciencia,
cuadrado fue cancha,
¿aceptas revancha?

Los Clubes formar,
la Unión afirmar,
¡por siempre ajedrez,
. . . para la niñez!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
México, D. F., a 13 de octubre del 2008
Dedicado a mi padrino, gran jugador de ajedrez, Don Rodolfo Galindo Arellano
Reg. SEP Indautor No. 03-2008-101313351700-01